CAB. WO OCT 15

Más reciente

▼ El Amor de tu vida ▼

A veces, el amor de tu vida no tiene un cuerpazo, no es el más guapo y casi nunca regala flores.

Suele cometer errores, es olvidadizo, un desastre con las fechas y no es demasiado romántico.

Pero es tu mejor amigo, el que mejor te conoce y el que te arranca las mejores sonrisas.

Muchas veces el amor de tu vida, es complicado y difícil de soportar pero aunque no sea perfecto es exactamente lo que siempre estuviste buscando.

La mayoría de las veces, el amor de tu vida no es el que te enamora y se larga, a menudo el amor de tu vida es el que un día aparece, te acepta, te cuida y se queda para siempre.

( DE LA RED / DESCONOSCO AUTOR )

UNA SEMILLA PARA EL LOGRO

Mensaje # 7 (Earl Nightingale )

Mensaje 6 Earl Nightingale

La verdad significa “honradez”, y la manera como quiero describir ésta clase de verdad tal vez la expuso Shakespeare mejor que nadie, cuando en Hamlet Polonio dice: “
Y esto sobre todo, sé verdadero contigo mismo y
debe seguir como la noche al día que tú no podrás ser
falso con ningún hombre”.
La clase de verdad de la cual quiero hablar es la
verdad interior, la verdad que está dentro de uno mismo.
Estos días oímos mucho acerca de la conquista del espacio
-y eso está muy bien- pero como alguien que escucha el
radio me escribió un día, hay muy poco que no podemos
lograr como individuos, si podemos conquistar el espacio
interior.
Ser verdaderos con nosotros mismos, significa tener la
responsabilidad de hacer el mejor uso de lo que tenemos,
¿Y qué es lo que tenemos?
Tenemos nuestras mentes, nuestras habilidades,
nuestros talentos únicos e individuales… y tiempo.
Estas son nuestras posesiones. Esto es realmente
una enorme cantidad de riqueza que cada uno de nosotros
tenemos. Y es la inversión de nuestra riqueza la que
determinará el valor de las retribuciones.
Y, como dueños de cualquier clase de riqueza,
nosotros debemos -como individuos- decidir cómo queremos
usarla. Podemos derrocharla, hasta que se termine.
Podemos gastarla a tontas y locas sin ningún propósito o
significado. O podemos invertirla con inteligencia y propósito
y recibir retribuciones abundantes.
Earl Nightingale

Una retribución que nos abastecerá a nosotros
mismos y a nuestros seres queridos, para toda la vida.
La opción es nuestra y aquí es donde entran la
honradez personal y la integridad.
Por un momento, recordemos a nosotros mismos la
gran ley que hay detrás de todo en el Universo: La ley de
causa y efecto.
Por cada causa, habrá un efecto igual. Si hacemos
buen uso de nuestras mentes, habilidades y talentos, el
efecto se hará aparente en nuestras vidas exteriores. Di le
damos el mejor uso a nuestro tiempo, seremos poseedores
de una gran ventaja. Porque, en verdad, sabemos que tal
vez cinco, quizás sólo una o dos personas de cada cien,
realmente hacen uso de su tiempo de acuerdo con su
potencial (eficacia).
Esto es ser verdaderos con nosotros mismos, porque
en última instancia nosotros somos los únicos que podemos
robarnos tiempo, talento y habilidad. Es tomar el tiempo que
se nos ha dado, y darle un buen uso para nosotros mismos.
Es tomar cualquier habilidad y talento que poseemos como
individuos separados y únicos, y darles el mejor uso. En
pocas palabras, es hacer el mejor uso de lo que tenemos -en
el tiempo que se nos dio para usarlo-. ¿Parece simple? La
verdad siempre es simple y sin complicaciones.
Y aquí, nuevamente, estamos obteniendo una gran
ventaja, haciendo lo que la mayoría de las personas no
hacen.

Esto es usar la verdad para que ponga más dinero en
nuestros bolsillos, para tener mejor ropa para los niños, una
casa mejor en donde vivir y, por añadidura, lograr una
duradera paz mental. Es el saber dónde poner nuestra
inversión para obtener las retribuciones más grandes y más
satisfactorias.
Este es el fundamento sobre el cual se ha construido
una gran carrera. La verdad y la honradez son palabras para
el éxito.
Veamos algunos hechos: el éxito no tiene nada que
ver con el tamaño del cerebro. El cerebro más grande que se
ha registrado es el cerebro de un idiota. El más pequeño fue
el cerebro de Anatole France, que ganó el Premio Novel de
Literatura en 1921. Algunos de los personajes más grandes
del mundo en cualquier ramo son o fueron, cortos de
estatura, calvos y gordos; otros, altos y flacos, algunos
fueron brillantes y con buena educación; Otros, tenía poca
escuela formal. Así es que la persona destinada a ser
grandiosa, no siempre se puede señalar en la calle, ni
tampoco siempre tiene el voto de su clase de graduados
como la persona más avocada a tener éxito.
Pero todos tienen una cosa en común: todos
entienden, consciente o inconsciente-mente, la ley de causa
y efecto. Ellos trabajan sabiamente con ella, en vez de
trabajar para ella. El tratar de operar en contra de esta Ley,
de ésta gran verdad, es como tratar de derrumbar el edificio
del Empire State con una pluma o como tratar de vaciar el
Océano Pacífico con una cucharita… ¡No se puede hacer… y
eso es todo!
Ahora, aunque la mayoría de las personas alaban la
honradez, realmente no están muy seguros acerca de ella.
Earl Nightingale
74

SEA EL MEJOR EN SU CAMPO
Para la gran mayoría es una cuestión de conveniencia. Si les
conviene ser honrados… perfecto… son honrados. Si les
conviene más darse cuenta de que pueden hacer una
ganancia rápida de alguna manera, opacándola un poco…
perfecto… la opacarán un poco. ¿Por qué? Porque viven de
una manera de corto alcance. Ellos no ven la vida como un
arreglo de largo alcance. Ellos se olvidan, o no saben acerca
del Bumerang.
Cada vez que una persona actúa sin honradez -por
chica o grande que sea ya se trate de robar un par de pinzas
de la planta desfalcar $100,000 o venderse a menos de lo
que vale por hacer uso completo de su tiempo, está tirando
el bumerang, ¿Qué tan lejos viajara?, nadie lo sabe, ¿Qué
tan grande o qué tan pequeño será el círculo que cruzará,
sólo el tiempo, lo puede decir?, pero, inexorablemente,
llegará atrás de él para asestar su doloroso golpe que nunca
falla.
Sí, la honradez es un buen negocio.
Por cierto, Mirabeau escribió: “
Si la honradez no
existiera, deberíamos de inventarla como la mejor
manera de hacernos ricos”
. Es la única manera en la tierra
de tener un éxito duradero de cualquier especie. O estamos
convencidos de esto con cada una de las fibras de nuestro
ser total y completamente, o no lo estamos. Si no lo estamos
ahora que somos adultos, nos merecemos cada golpe que
recibimos. De hecho, si no lo mereciéramos, no los
recibiríamos.
Todo lo que debemos hacer en cada circunstancia es
preguntarnos a nosotros mismos:
“¿Es esto verdadero, es esto honrado?” Y después seguir
dándonos cuenta felizmente de que ya hemos cuidado la
causa. El efecto vendrá por sí mismo.

Usted y yo sabemos que el vivir con éxito es una
cuestión de formar las costumbres adecuadas; una de las
más importantes en este negocio es la de la honradez en
todo lo que hacemos. Y, sin embargo… ¿Sabe usted que
cada año en los Estados Unidos, las pérdidas debidas a los
robos de los empleados, robos criminales -actualmente-
reportados al FBI y a otras agencias de policía llegan a
$500’000,000 de dólares?
Se estima que otros $500’000,000 de dólares son
robados a los dueños y éstos no se dan cuenta o no los
reportan por alguna razón. Este es un gran total de mil
millones de dólares al año, robados por empleados
desagradecidos, ignorantes y fraudulentos. Estas personas
son muy difíciles de ayudar, dado que son marginales,
neuróticas y, en muchos casos, individuos sub-humanos que
les gusta tener vidas obscuras y estrechas.
Sin embargo, este robo tan enorme de dinero no es
nada, comparado con la pérdida de energía productiva
ocasionada por la pérdida de tiempo. Aquí, otra vez, tal como
en el caso de los robos criminales, parece que el dueño es el
único que sufre. Pero, esto no es realmente la verdad. El
individuo que pierde el tiempo, es el que más se lastima a sí
mismo. Está robando producción a su compañía, sí, y
aunque esto lastima, la compañía no fracasará por él. Lo
más importante es el hecho de que el empleado se está
robando oportunidad a sí mismo, deteniéndose, limitándose
él mismo. Como consecuencia, se hace más pequeño -falla-
a menos que despierte.
Considere esto por un minuto: El enemigo más grande
del Comunismo, es la industria mundial libre.

Todos sabemos esto. Nuestra única esperanza de éxito de ganar la guerra
económica, de salvar el sistema de iniciativa, consiste en
elevar la productividad de nuestras personas. Si las personas
están complacidas y contentas en dar menos de su
capacidad máxima, ellas son las propiciadoras inconscientes
de los comunistas. Ellas están realmente trabajando para el
lado contrario… el lado que está dedicado a la destrucción de
nuestra manera de vivir. Hasta nuestra libertad está en
peligro. Estos individuos mal dirigidos, están lisiando la
misma cosa que les ha dado él más alto nivel de vida y la
sociedad más civilizada de la tierra. Están matando el ganso
que pone el huevo de oro.
Ganan seis veces más que un trabajador soviético -su
nivel de vida los hace reyes, en comparación- y usted se
inclinará a creer que ellos sienten que vale la pena trabajar
para eso. Bueno, esperemos que bastantes de nosotros
sintamos así para hacer la diferencia. Yo sé que podemos.
A la persona promedio en nuestra sociedad, se le
paga como por cuarenta horas productivas a la semana,
aunque personalmente nunca he oído de alguno que
obtenga éxito sobresaliente con cuarenta horas a la semana.
Esto le deja 128 horas a la semana para hacer lo que desee.
Nunca antes en la historia del hombre, se había dispuesto de
tanto tiempo libre. Dando todo lo que tiene, tanto de su
mente, de su talento, como de sus habilidades, por lo menos
durante esas cuarenta horas, una persona puede hacer una
contribución que realmente valga la pena a su compañía o a
su profesión, y como resultado, a él
mismo, a su familia, a la
nación y al mundo libre.
Él estará construyendo la seguridad que dura una
vida, y alcanzará una recompensa rica y abundante. Tendrá

SEA EL MEJOR EN SU CAMPEarl Nightingale
77
un maravilloso sentido del mérito y poseerá la paz que esto
trae ineludiblemente. ¡Esta es la forma real de vivir!
Nuestro más grande enemigo nunca ha cambiado… su
nombre es “Ignorancia”. Y la ignorancia más grande de todas
es la creencia equivocada de que podremos recibir más de lo
que estamos ganando. Tarde o temprano habrá una
contabilidad ¡Estamos tirando el bumerang!
La cosa más maravillosa acerca de la ley de causa y
efecto, o del bumerang, es que tampoco falla cuando
usamos su lado correcto. Así como nunca puede fallar el
castigo cuando no somos honrados -con otros o con
nosotros mismos- debemos subrayar que siempre nos
llegará la abundancia que buscamos -la buena vida- si
jugamos correctamente con él. No hay límite de tiempo. Casi
nunca es demasiado tarde. Porque así como parece que el
castigo es siempre más grande que el crimen, las
recompensas siempre parecen estar fuera de proporción con
nuestros propios actos.
En resumen, ¿Qué es lo que significa para nosotros
poner a trabajar la verdad?
Significa estar dispuestos a obrar de la mejor manera cuando
debemos estar obrando de la mejor manera. Esto trae
comodidad y bienestar a nuestro tiempo libre… ya que
habremos ganado nuestro descanso.
Sabemos que ascenderemos en nuestra compañía e
industria, simplemente porque seremos sobresalientes,
inusitados y notables como individuos. Esto es como debe
ser, porque nunca se había necesitado tanto como ahora, un
individuo notable.

Esto significa estar dispuesto a tener la mente abierta.
A buscar la verdad todos los días de nuestras vidas, y a estar
listos a tirar nuestras creencias más apreciadas a la basura
si alguien nos puede enseñar algo que se acerque más a la
verdad.
Es el conocimiento de que
SIEMPRE HAY UNA
FORMA MEJOR
y una forma mejor que esa, y así buscar
éstas mejores maneras de conducir nuestros asuntos, dentro
y fuera de nuestros trabajos.
Es estar dispuesto a aprender todo lo que podamos
acerca de nuestro trabajo, nuestra compañía, nuestra
industria, como mencionamos en el mensaje número 2 de
“¡SEA EL MEJOR EN SU CAMPO!” “Campos más verdes”.
Es darse cuenta de que un hombre que no lee, no es mejor
que uno que no sabe… y de que un hombre que no continúa
aprendiendo a crecer como persona, no es mejor que uno
que no puede hacerlo. Y se entiende que debemos caminar
con la verdad cada día de nuestras vidas, si vamos a recoger
la abundante cosecha.
La felicidad más grande que un humano puede
conocer, es la felicidad del logro.
Piense qué grande va a ser esta felicidad cuando
estemos haciendo uso completo de nuestras mentes,
nuestros talentos y nuestras habilidades.
Piense otra vez que su vida es como un terreno que
se va a sembrar. Sólo puede regresarle lo que usted le da
primero. Y, ¿Qué es lo que usted tiene para dar? Usted
tiene más que suficiente. Tiene una mente humana… la
agencia más grande que existe sobre la tierra. Usted tiene
muchas más habilidades de las que ha usado, mucho más
talento del que probablemente pueda imaginar. Y, usted
tiene tiempo… una cosa que está completamente fuera del
control del hombre. Tiempo… que no se puede ahorrar,

parar, ni siquiera detener por un instante. Haga uso máximo
de estas riquezas mientras las tenga.
¿Por qué espera a decir “Quisiera poderlo hacer todo
otra vez”?, ¿Porqué no hacerlo bien la primera vez?
Recuerde que no hay una segunda oportunidad.
Usando la verdad como su guía, su terreno le regresará a
usted y a los suyos una cosecha tan abundante que lo
sorprenderá y lo llenará de alegría.
Puede haber días malos… días en los que se sienta
inquieto, preocupado o deprimido… son parte de la vida. Si
vienen, déjeme sugerirle que recuerde un texto que me ha
ayudado mucho -y a muchas otras personas- cuando tienen
grandes dificultades. Es de Dean Briggs, y dice así:
“Haz tu trabajo, no sólo tu trabajo y nada más,
sino un poquito más. Ese poquito vale más que todo el
resto. Y si sufres, como debes, y si dudas, como debes,
haz tu trabajo. Pon tu corazón en él y el cielo se aclarará.
Entonces, en tu misma duda y sufrimiento encontrarás la
felicidad suprema de la vida”
.

El destino en la balanza

 ( Earl Nigthingale)

Este es el mensaje número 5 de la serie:

“¡SEA ELMEJOR EN SU CAMPO!». Estoy seguro que usted

encontrará tan asombroso, como nosotros lo hemos hecho,

el que tiene que aprender las cosas por el camino más difícil,

de generación en generación.

Es natural que se piense que, si se hizo un gran

descubrimiento en una generación en particular, las

generaciones que le sucedan lo conocerán y lo utilizarán

para su propio beneficio. Pero, éste no es el caso.

Esto se realiza cuando se trata de inventos y

descubrimientos que afectan obviamente nuestra vida, pero

no se lleva a cabo en lo que se refiere a las grandes leyes

Al decir: nuestras recompensas serán siempre iguales
a nuestro servicio, la mayoría de las personas asentirán con
la cabeza y dirán: “Sí, ciertamente, es la verdad».
Dicho esto, seguirán sus caminos y nunca se darán
cuenta, por lo menos la mayoría de ellos, de qué tan cerca
se encuentran de ésta verdad, tan grande y tan envolvente
que cada uno de sus pensamientos y acciones están
afectados por ella.
Me gustaría que pensaran en esta ley como en una
balanza: aquellas que tienen un brazo atravesado del que
penden dos cadenas, una de cada extremo; en una de ellas
estarían las «recompensas» y en la otra los «servicios».
Todo cuanto pongamos en el lado de los servicios,
será igualado por el mundo, en el de las recompensas.
Todo lo que pensamos, trabajamos, hablamos, y lo
que conduce nuestro ser, es lo que tendríamos como
servicios. Y, según el alcance y la naturaleza de nuestro
servicio, se determinarán nuestras recompensas.
Si alguna persona está a disgusto con sus
recompensas, debería analizar su servicio Acción-Reacción.
«Lo que se siembra, se cosecha». Lo que usted dé, es lo que
usted deberá recibir.

Tan simple, tan básico, tan verdadero, y aún tan
incomprensible.
Si un negocio no se está desarrollando tan rápido y
excitantemente como el ritmo de la época lo requiere, deberá
ser examinada su contribución, su servicio. Si una persona
no está a gusto con su ingreso, deberá examinar y evaluar
su servicio.
Ahora bien, ¿A quién servimos? Servimos a la
humanidad. Y la humanidad, para cualquier persona, es la
gente con la que tiene contacto. Es la familia, amigos,
compañeros de trabajo, clientes, prospectos, etc., cualquier
persona con la que tengamos trato, es para nosotros
humanidad. Y, según nuestro alcance, al servir a éstas
personas, serán determinadas nuestras recompensas.
Nunca antes en la historia del mundo, los seres
humanos habían sido tan interdependientes. Es tan
imposible vivir sin servir a otros, como sería vivir sin que
otros nos sirvieran a nosotros. Y esto es bueno. Entre más
estrecha sea ésta interdependencia, mayor será la
realización humana. Nos necesitamos uno a otro y,
literalmente, no podemos vivir uno sin el otro. Cada vez que
encendemos un cerillo, bebemos un vaso con agua,
encendemos las luces, tomamos el aparato telefónico,
manejamos un automóvil, nos vestimos, nos damos un baño,
segamos el pasto o vamos de pesca (trate de hacer sus
propios anzuelos alguna vez), estamos siendo ayudados por
otros seres humanos.
Todos buscamos recompensas y nosotros deberíamos
entender que éstas vienen en dos formas: Tangibles e
Intangibles. Esto es, las recompensas incluyen el dinero

ganado, la casa que compramos, el carro que manejamos, la
ropa que usamos y también incluyen la forma como nos
sentimos, nuestros placeres, nuestras satisfacciones, etc.
Pero, recuerde esto: lo que usted busque en
recompensas, lo deberá ganar dando servicio a otros.
Cualquier intento de abrogación o tratar de evitar ésta ley,
terminará en fracaso, frustración y, algunas veces, hasta
desmoralización.
Podemos observar éstos resultados en todas partes:
en las caras tensas, deformadas y nerviosas, en los miles de
tranquilizantes que se consumen día a día, y también en la
inactividad o en las caras de conformidad de aquellas
personas que encontraron el juego demasiado difícil y que,
simplemente, se dieron por vencidas dejándose llevar por él
estire y afloje de las circunstancias o de la vida.
¿Qué tanto de todo esto, cree usted que se deba al
malentendido o a la ignorancia de ésta simple y maravillosa
ley de la naturaleza?
Creo yo que la mayoría puede ser dirigido a esta
causa.
Ahora, ¿Entiende usted esta ley, completa, intelectual
y emocionalmente? Si usted lo hace, podrá planear su curso
por la vida magníficamente.
Igual como los campesinos salieron del camión en
marcha, así como un niño pondrá sus dedos cuando una
puerta se está cerrando, como una persona que va

manejando a alta velocidad se da cuenta de que no le va a
ser posible tomar una curva, ¿Cuántas veces no se ha
encontrado usted confundido porque actuó contra las reglas?
No únicamente las reglas del hombre, sino también las de la
naturaleza.
¿Cuántas veces se ha encontrado usted como el
hombre que se sentó frente a la chimenea y le dijo: «Dame
calor y entonces yo te daré leña». La gente y la vida son así.
Y se puede decir que la gente se divide en aquellas que
entienden que se debe dar leña primero para poder esperar
calor y aquellas que creen que deben sentir calor hagan algo
para ello o no. O quien espera sentir mayor calor si pone
una provisión menor de leña en la chimenea.
El descontento del hombre se puede decir que es
representado por la distancia que existe entre lo que tiene y
lo que quiere.
El resultado siempre será que quiere más de lo que
tiene, ésta es la forma como la gente está hecha, y es
magnífico.
El descontento constructivo es el resultado de nuestro
continuo deseo de aumentar nuestra civilización.
Ahora bien, lo que usted debería hacer, es determinar
lo que usted quiere, mirar objetivamente al lugar donde se
encuentre y determinar las formas como usted puede
aumentar su servicio, así usted tendrá las recompensas que
busque. Esto le da actividad creativa a la vida. También nos
asegura que nuestras metas pueden ser alcanzadas por
nuestro esfuerzo individual.

El mundo de una persona puede ser comparado con
una parcela. Existe; está ahí. Tiene en sí mismo un potencial
inmenso y está preparado para reaccionar hacia cualquier
acción humana y de hecho lo debe hacer.
No obstante lo que su trabajo parezca ser, piense en él por
un momento, como si fuera ésta parcela.
Al principio no hay nada sino tierra. Si el hombre se
sienta y la observa, nada le pasará. Sin embargo, si él
siembra semillas, con la lluvia y fertilidad natural del suelo,
obtendrá una recompensa, que irá acorde al esfuerzo que
haya efectuado. Acción-reacción.
Todo depende de lo que desee obtener de su pedazo
de tierra. Primero debe decidir lo que se quiere obtener.
Digamos que desea tener una parcela con un pasto precioso,
rodeado de flores, con un gran árbol a la sombra del cual
poder sentarse a admirar su obra.
Así que, primero señalará el área en la que tendrá el
jardín, el cultivo, y limpiará la tierra de piedras y basura;
plantará el pasto, el árbol y las flores. De aquí en adelante,
cualquiera que observe esta tierra podrá evaluar en un
momento la cantidad de servicio, la contribución que este
hombre está dando por realizar su proyecto. ¿Cómo lo
podrán hacer? Observando lo que la tierra le está dando al
hombre.
Plantar la parcela es solo el primer paso. Se nos ha
dado la tierra, pero esto será todo lo que se nos dé. Es lo
que hagamos con ella lo que determinará su grado de
grandeza y de éxito.
Es como la ya conocida historia del predicador que
pasaba por una hermosa granja. Los campos estaban
cultivados y con abundante y bien cuidada cosecha. Las
bardas, la casa y el granero limpios y bien pintados. Una
hilera de árboles iba desde el camino hacia la casa,
alrededor de la cual había un precioso jardín… era en
realidad una linda vista. Cuando el granjero venía del
campo, el predicador le dijo: “El Señor te ha bendecido por
una preciosa granja”. El granjero pensó por un momento
sobre lo que le había dicho y contestó: “Sí, Él lo ha hecho, y
le estoy muy agradecido. Pero si la hubiese usted visto
cuando Él la tenía”.
Usted puede ver que el granjero entendió que había
sido bendecido con una buena granja; pero, también estaba
consciente de que habían sido su amor y su labor los que la
hacían verse en su estado actual.
A cada uno de nosotros se nos ha dado una parcela
para que la trabajemos… “una vida y el trabajo que hemos
elegido”. Como el granjero, nosotros estaremos agradecidos
si tenemos la visión, imaginación e inteligencia necesarios
para construir bien y con éxito nuestra tierra misma que en
un principio no impresionará a nadie. O la podemos dejar
hundirse hasta llegar a una condición desastrosa con
ninguna continuidad o propósito. Es la misma tierra, es lo
que hacemos con ella lo que hace la diferencia.
El milagro está ahí, si somos lo suficientemente
inteligentes como para pensar en las formas en que
podemos aumentar nuestro servicio, como leer libros sobre
temas útiles; leer lo que otros hombres que teniendo nuestro
mismo trabajo han leído y les ha ayudado para tener éxito.

Pero al mismo tiempo, pensar en formas originales y
creativas de aumentar su servicio formas que sean
únicamente suyas y que vayan acorde con su forma de
pensar.
Trabajar tenazmente, por una semana o un mes y
después caer nuevamente en la rutina, en los viejos hábitos
es como trabajar por una semana o un mes en esa parcela y
después dejarla a su suerte. En no mucho tiempo estará
igual o peor que antes.
Cada mañana, y durante el día, pregúntese: “¿Cómo
podría aumentar mi servicio el día de hoy, sabiendo que mis
recompensas en la vida, deberán estar en proporción exacta
a mis servicios?”.
Haga esto diariamente durante 30 días y se habrá
usted formado uno de los hábitos más valioso del mundo.
Horace Mann escribió: “Si cualquier hombre busca
grandeza, permítale olvidar su grandeza y pregúntele por la
verdad y encontrará ambas”.
Como usted puede ver, se puede usted ayudar y evitar
toda confusión, preocupación y miedo, refugiándose en las
grandes verdades, en las que todo éxito, toda realización,
están construidos.
Si usted está preocupado por su ingreso, o por su
futuro, se está usted concentrando en la parte errónea de la
vida, vea un poco hacia el otro extremo, relaciónese
únicamente con el hecho de cómo aumentar su servicio -al
obtener grandeza en donde está usted ahora mismo- y su
ingreso y su futuro aumentarán por sí solos.
Earl Nightingale
68

SEA EL MEJOR EN SU CAMPO
No se siente frente a la fría chimenea, pidiéndole
calor, ya que podrá usted quedarse ahí hasta helarse.
Póngale leña. Sirva primero y el calor vendrá
inmediatamente después.
La próxima vez que se encuentre a solas consigo
mismo en un lugar quieto y callado, contemple su parcela y
empiece ahora a segar los pastos que le redituarán grandes
ganancias.
En el ensayo de William James, ‘On Vital Reserves’, él
escribió: “Comparado con lo que debemos ser, únicamente
hemos medio despertado. Nuestro fuego está húmedo,
nuestra corriente está siendo detenida. Estamos haciendo
uso solamente de una pequeña parte de nuestros posibles
recursos mentales y físicos”, y continuó, “el individuo humano
vive, generalmente, muy lejos de sus límites; posee poderes
de diferentes especies, los cuales, generalmente, no sabe
aprovechar. El se desarrolla menos que su máximo, y actúa
en una mínima parte a su máximo”.
Perfectamente, ¿Cómo podemos corregir la situación?
William James nos da la respuesta. Él escribió: Aún el menor
estímulo lo llena de emoción, o la menos idea de necesidad,
lo induce a hacer un esfuerzo extra”.
Excitaciones, ideas y esfuerzos, en una palabra, es lo
que nos lleva sobre los obstáculos que podemos encontrar.

Perfecto, permita que su meta represente su
excitación; sus ideas y esfuerzos harán que la balanza se
incline al lado de los servicios. Y las recompensas deberán
ser y serán, recibidas a continuación. Ellas serán suyas, ellas
son suyas en el momento en que esté usted consciente de
esta gran verdad.

El Milagro de su Mente

Autor. Earl Nigthingale

En este mensaje, “El Milagro de su Mente”, es cuarto del programa “¡SEA EL MEJOR EN SU CAMPO!”, deseo exponerle un plan que pueda usted seguir, invirtiendo sólo un poco de tiempo al día, cinco días a la semana, y que le traerá resultados fuera de toda proporción de acuerdo con el tiempo empleado.

En el mensaje precedente “Un Destino Digno”, habíamos hablado acerca de la necesidad vital de tener una meta. Espero que usted ya se haya establecido una. Usted lo entenderá a medida que platiquemos en este otro.

Este mensaje fue titulado “El Milagro de su Mente”, para darle a usted una más clara idea del potencial representado por el correcto uso de su mente. Durante un momento considere las cosas que su mente ha hecho por usted. Todo lo que usted tiene, su trabajo, el dinero que gana, todo lo que posee le ha llegado como resultado del uso de su mente. Ahora, considere la estimación hecha por los expertos acerca de que usted ha estado usando probablemente, sólo alrededor del 10 por ciento de su capacidad mental.

El modo en que muchas personas usan sus mentes puede ser comparado con el modo como, durante el siglo XIX, se trataba de incorporar la costa Oriental de Norte América al continente. Se invirtió mucho tiempo y mucho esfuerzo para recuperar solamente una pequeña faja a lo largo de la costa. Al Occidente, renacían las grandes salvajes e indesarrolladas regiones que posteriormente llegarían a construir el increíble 90 por ciento de la economía del país, 90 por ciento de los recursos naturales que determinaron el standard de vida que gozan los Estados Unidos el día de hoy.

Si todo lo que usted tiene es el resultado de usar únicamente el 10 por ciento de su mente, considere por un momento qué significará, para usted y su familia si aumenta usted ese porcentaje. Este mensaje le mostrará como usted, con el uso de sus poderes mentales, desarrollará un 90 por ciento de ese territorio mental, virgen hasta la fecha.

Ninguno de nosotros como regla, como norma, tiene la más ligera idea de la capacidad mental que tiene. Pero créame, cuando le digo que su mente puede ser comparada con una mina de oro no descubierta todavía, le estoy diciendo la verdad. Y no importa que usted tenga 17 o 70 años.

Mírelo de esta manera, su meta está en el futuro. Su problema es el puente existente entre lo que usted es ahora y la meta que usted desea alcanzar. Este, es el problema que hay que resolver.

Ahora recuerde esto, que fue escrito por Robert Schult, presidente del Departamento de Psicología de la Universidad de Northwestern:

“Las personas con éxito no son las personas sin problemas; son sencillamente, las personas que han sabido resolver sus problemas”.

Ahí lo tiene usted. Vivir con éxito logrando las cosas que queremos de la vida, es únicamente solucionar los problemas que tenemos, es pasar de lo que somos nosotros ahora, al punto que deseamos alcanzar.

Nadie existe sin problemas. Ellos son una parte de nuestra vida. Pero permítame demostrarle cuánto tiempo desperdiciamos en preocupaciones por problemas equivocados. Esto es una estimación bastante confiable acerca de las cosas por las que las personas se preocupan:

Cosas que nunca pasan…………………………………………………………………… 40 %
Cosas que ya pasaron y que no pueden cambiarse por todas las
Preocupaciones que se tengan en el mundo……………………………………….. 30 %
Preocupaciones innecesarias acerca de nuestra salud…………………………. 12 %
Preocupaciones diversas sin importancia………………………………………….. 10 %
Preocupaciones reales, legítimas………………………………………………………… 8 %

Es decir, el 92 por ciento de las cosas por la que las personas normales nos preocupamos, toman un tiempo valioso y son preocupaciones innecesarias.

De las preocupaciones reales, legítimas, hay dos clases:

Las que derivan de los problemas que pueden ser solucionados y las que provienen de problemas que están más allá de la capacidad nuestra para resolverlos.

Respecto de la inmensa mayoría de nuestros problemas reales, puede generalmente decirse que caen en el primer grupo, es decir, pertenecen a los que nosotros podemos solventar si sabemos como.

Actualmente hay muchos millones de personas que piensan que están siendo aisladas de la vida que ellos desean, porque ven sus problemas no como un desafío para encontrarle solución, sino como un ancho abismo más allá de sus posibilidades para sortearlos.

Una pequeña investigación prueba que la mayoría de los problemas son comunes a todas las personas, la diferencia estriba en nuestra habilidad para solucionarlos.

Ahora estoy asumiendo que usted ya decidió, que usted ya marcó su meta. Su problema es ¿como va a lograrla?.

Su meta podrá ser una promoción, un mayor ingreso, una casa hermosa. Hay muy poca diferencia entre los diversos tipos de metas; para un joven podrán ser mejores calificaciones en la escuela, para una secretaria, un viaje alrededor del mundo ó un marido.

Pero usted tiene su meta y sabe que “usted llegará a ser ó llegará a adquirir aquello en lo que usted piensa”. Esto es, si usted persevera en alcanzar su meta, la alcanzará.

Es aquí donde su mente entra en juego. ¿Qué es su mente?.

Creo que el mejor medio de describir la mente es citando algo escrito por Archival Mc. Leisch, ganador de premio pullitzer: “La única característica por la que sabemos que un hombre es un hombre, es su mente. Todo lo demás puede encontrarse en un cerdo ó un caballo”.

Esto es absolutamente cierto. La mente humana es lo único que nos separa del resto de las criaturas de la tierra.

Todo aquello que significa algo para nosotros nos llega a través de nuestras mentes. Nuestro amor por nuestra familia, nuestra religión, todos nuestros talentos, conocimientos, habilidades, todo se refleja a través de nuestras mentes. Todo aquello que nos llegue en el futuro, nos llegará como resultado del aumento de extensión en el uso de nuestras mentes.

Con el objeto de analizar por un momento lo que la mente humana ha llegado a adquirir en el transcurso de la historia, considere que actualmente nos estamos desarrollando de manera tan rápida que hemos llegado más lejos en el camino del progreso en los últimos 50 años que en todos los siglos precedentes de la historia de la humanidad.

De todos los científicos que han existido se estima que el 90 por ciento de ellos todavía vive.

Hemos alcanzado en el área de las ideas y del avance humano en general, un nivel tan alto, que nunca antes hubiera sido soñado, ni aún por los más optimistas precursores de hace diez años. Pero cada nueva idea dispara, por así decirlo, ideas adicionales, que nos han llevado a una época de avance extraordinario en todos los frentes, en todas las áreas; en tal forma que casi agobia la imaginación.

Desde los cohetes que atraviesan las profundidades del universo, hasta los grandes, los inmensos puentes que cruzan nuestros ríos, todo lo que ha hecho la mano del hombre, ha sido engendrado por la más poderosa energía del mundo, la mente humana. Y usted posee una, libre y clara. Ahora veamos estos nuevos hechos: La semana de trabajo de 40 horas ha llegado a ser algo casi normal, casi standard y es casi inminente que se acorte aún más dentro de muy poco tiempo. Esto significa que la persona trabajadora promedio, tiene a su disposición una enorme cantidad de tiempo libre. De hecho, si usted suma las horas que una persona de esas trabaja y duerme, contando los fines de semana, los días de fiesta y las vacaciones y lo resta del total de horas en que esta despierto durante un año, se va usted a encontrar que de las 5,840 horas que permanece despierto, si duerme 8 horas cada noche, está usando únicamente 1,912 horas en su trabajo.

Esto le deja 3,928 horas, es decir, casi 4,000 horas libres al año. Esto podríamos llamarlo discretamente horas en las que él puede hacer lo que le plazca.

Ahora, con el fin de que usted pueda ver los maravillosos resultados que se derivan de aprovechar algunas de estas horas de su propia vida quiero recomendarle que tome usted sólo una hora al día a la semana y dedique este tiempo a ejercitar su mente y a recordar que Archival Mc. Leisch dijo: “ Es la más grandiosa posesión, es decir merece algo la atención”.

Tome una hora al día que usted pueda contar con ella. Es preferible que usted escoja la primera hora de la mañana, antes de que los otros se levanten, por lo menos ésta es la mejor para mí. La mente ésta despejada, la casa está silenciosa y si usted quiere tomar una taza de café recién hecho, es el momento de empezar a hacer trabajar su mente.

Durante esta hora cada día tome usted una hoja totalmente en blanco. en la parte superior escriba usted su meta claramente, en forma sencilla. entonces y ya que nuestro futuro depende del modo en que nosotros manejemos nuestro trabajo, escriba 20 ideas para mejorar lo que actualmente hace usted para ganarse la vida. Piense en 20 posibles modos mediante los cuales el trabajo que ocupa la mayor parte de su día, pudiera ser mejorado.

Pero recuerde dos puntos mucho muy importantes con respecto a esto:

1.- Esto no es particularmente fácil.
2.- La mayor parte de sus ideas podrán no ser muy buenas.

Cuando le digo que no es fácil, quiero decir que es como iniciar un nuevo acto. Al principio usted va a encontrar que su mente está un poco renuente a ser manejada y a ser sacada de su rutina, ya familiar. Pero a medida que usted piense en su trabajo y en las formas en las que pudiera ser mejorado, escriba todas las ideas que se le vengan a la mente, no importa que tan absurdas le parezcan.

Permítame decirle qué es lo que va a pasar:

Algunas de sus ideas van a ser buenas y valdrá la pena probarlas en su trabajo. Lo más importante que esta hora extra significa, es que lo ayudará a imbuir su meta en su subconsciente, pondrá en marcha la maquinaria vital, la primera cosa cada mañana. . . y 20 ideas en un día totalizarán 100 a la semana. Aún cuando usted no piense en los fines de semana, tendrá un total de 260 horas en un año y aún le dejará a usted 3,668 horas de tiempo libre.

Al hacer esto, se va usted a encontrar que su mente continuará trabajando durante todo el día. Se va a encontrar que en los momentos más raros, cuando usted menos lo espere, ideas realmente grandes van a empezar a fluir de su mente. Cuando esto suceda, escríbalas inmediatamente o tan pronto como usted pueda. Recuerde que solamente una gran idea se necesita para que usted pueda revolucionar completamente su trabajo y como consecuencia lógica, su vida.

Si usted quisiera desarrollar los músculos de su cuerpo, haría algún ejercicio de cierta clase, diariamente. La mente se desarrolla de la misma manera, excepto que las recompensas están fuera de toda proporción concebible en lo que se refiere a tiempo y a energía utilizada. La mente del hombre podrá levantar cualquier cosa; en cambio, sus músculos, aún los más desarrollados, son muy débiles comparados con algunos de los animales de la tierra.

Si el hombre tuviera que depender de sus músculos para sobrevivir, probablemente ya habría desaparecido, tal como sucedió con los dinosaurios. Incidentalmente, debo recordarle que los dinosaurios fueron las criaturas físicamente hablando más poderosas que hayan existido.

Permítame nombrarle algunos de los resultados que han sido registrados como consecuencia de seguir esta rutina de una hora diaria.

Un vendedor, en el norte de California, inmediatamente empezó a tener mayores ventas mensuales de los productos de su compañía, que las que había tenido en todo una año durante los cuatro que tenía trabajando en ella.

Un vendedor de seguros que residía en el medio Occidente, es decir, en los estados unidos centrales, aumentó sus ventas anuales en más de 700,000.00 de dólares y logró la membrecía de la mesa redonda del 1,000.000 de dólares.

Una profesora de la escuela dominical, que contaba con sólo cinco alumnos, se fijó la meta de llegar a tener 30 alumnos. Su última carta nos decía que ahora tiene una clase de 25 y ya casi ha logrado su meta.

Yo he estado usando este sistema por años y me ha dado algunas de las más maravillosas recompensas de mi vida y sólo me cuesta 5 horas a la semana; 5 horas de 168, vale la pena. Es como usar 5 horas de una semana en buscar una veta de oro, recuerde que su mente es eso y mucho más.

Cada vez que usted escriba su meta en la parte superior de la hoja de papel, no se preocupe o se sienta usted inquieto acerca de ella, piense que solamente está esperando ser alcanzada. . . un problema esperando ser resuelto. Hágale frente con fe . . . y use todos los grandes poderes de su mente en la solución de ellos y crea en usted. . . la solución usted la tiene.

Es como ponernos en el asiento del chofer.

Ya no somos pasajeros a bordo de un tren guiado por destinos o circunstancias vagas y sin nombre. Ahora somos ingenieros operadores de un viaje predeterminado por nuestra propia elección, que nos dirigimos al destino que nosotros mismos hemos seleccionado.

Ahora. . . hagamos una pequeña recapitulación

1.- Durante el próximo mes use una hora diaria para pensar tantas ideas como pueda; trate de que sean 20 cada día relacionadas con la forma de mejorar lo que usted hace para vivir. Lo que usted logre de su meta, dependerá de ello tal y como depende todo su futuro. Si usted lo hace, yo creo que usted ya nunca abandonará esta práctica.

2.- Si todo lo que usted tiene actualmente es el resultado de usar digamos el 10 por ciento de su habilidad mental, imagínese lo que será de su vida, si usted logra aumentar esa cifra el 20 por ciento o más.

3.- Las personas con éxito no son personas sin problemas; ellas simplemente han aprendido a solucionar sus problemas.

4.- No desperdicie tiempo y energía preocupándose de cosas inútiles: 40 por ciento de ellas no llegarán a pasar; 30 por ciento ya se han pasado y no pueden ser cambiadas; 12 por ciento producen penas inútiles relacionadas con nuestra salud; 10 por ciento son preocupaciones menores y de muy diferente índole y únicamente 8 por ciento son reales. Trate de separar las reales de las inútiles y resuelva aquellas que pueda, dentro de sus posibilidades de solución.

La especie humana ha avanzado durante los últimos 50 años más que en todos los siglos precedentes. Estamos ahora viviendo exactamente en la mitad de la Edad Dorada que el hombre ha estado soñando y por la que ha estado rezando durante siglos y aún va a mejorar.

Por último, lo único en el mundo que podrá llevarlo a sus metas en la vida, es su mente . . . su uso efectivo . . . y siguiendo las buenas ideas que su mente le proporciona.

Cada uno de nosotros tenemos cierta tendencia a subestimar nuestras propias habilidades. Debemos darnos cuenta, muy dentro de nosotros, que tenemos una enorme reserva de grandes habilidades . . . aún de genios. . . que pueden ser útiles única y exclusivamente si la sacamos a flote. Este es El Milagro De Su Mente.

A %d blogueros les gusta esto: